GUERRA A ULTRANZA

GUERRA A ULTRANZA

Presentación en el Seminari de Tarragona

Presentación

martes, 1 de abril de 2014

Francesc de Castellví i Obando

Hijo del aristócrata Ignasi de Castellví i de Ponç, veguero de Montblanc, de quien heredó la baronía de Rocafort de Queralt. Poca cosa se sabe de su participación en la Guerra de Sucesión antes del último sitio borbónico a la ciudad de Barcelona (1713-1714), durante el cual ostentó el grado de capitán en la 7ª compañía del II Batallón de la milicia barcelonesa de la Coronela. Cayó herido el 12 de agosto de 1714, pero, aun así, participó en la batalla del 11 de septiembre. Sufrió las represalias de los vencedores en forma de confiscación de tierras y libertad vigilada, motivo por el que decidió sumarse a la partida de Pere Joan Barceló i Anguera, cononocido como El Carrasclet. Sintiéndose perseguido, se refugió en el monasterio de Vallbona de les Monges, donde tenía dos hermanas religiosas como internas.

 Allí inició la ingente tarea de reunir toda la información posible sobre la guerra. Las tropas castellanas lo detuvieron durante unos meses en 1718 y después se refugió en el castillo de Rocafort de Queralt, propiedad de sus parientes, los Armengol. 

A diferencia de la mayoría de austracistas catalanes, que después del Tratado de Viena (1725) regresaron a su patria, él se trasladó entonces a la capital del Imperio y se integró con rapidez en el colectivo de exiliados que todavía permanecían en la corte. Durante los treinta años que residió en Viena, escribió su extensa obra, Narraciones Históricas desde el año 1700 al 1725..., que, a pesar de no haber sido publicada hasta 1997-2002 (en cuatro volúmenes), es una obra excepcional para conocer la historia de la Guerra de Sucesión. En el último tercio del siglo XIX, el historiador Salvador Sanpere i Miquel descubrió el manuscrito en el archivo vienés (Haus-, Hof- und Staatsarchiv) e hizo una copia para la Biblioteca de Catalunya (que en la actualidad se encuentra en el Arxiu Nacional de Catalunya). Castellví recogió estos acontecimientos para dejar constancia de unos hechos que se extinguían con la memoria de los vencidos y se tergiversaban en las historias de los vencedores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario