GUERRA A ULTRANZA

GUERRA A ULTRANZA

Presentación en el Seminari de Tarragona

Presentación

lunes, 22 de abril de 2013

Expedición del brazo militar


Permitirme que titule este artículo, La Odisea. Y es que no tiene desperdicio. Naturalmente me estoy refiriendo a la incursión del Brazo Militar.
La expedición partió de Barcelona a principios de agosto de 1713. Antoni de Berenguer comandaba la Odisea, pero el mando militar recayó en el general Nebot. Una vez desembarcaron, se le fue uniendo un gran numero de fuerzas, como las del coronel Armengol Amil y diferentes voluntarios salidos con posterioridad de la misma Barcelona.
Uno de los objetivos era tomar Hostalrich antes de que Wallis la entregara al ejército de Populi, pero era, visto desde la distancia, un ilusión infantil, pues al igual que sucedió con Moragas con Castell Ciutat, las fortalezas acabaron en manos borbónicas y lo único que pudo hacer la expedición de Antoni de Berenguer, fue correr, retroceder, esconderse y huir. Todas esas acciones por el orden que deseéis, pues Bracamonte les pisaba los talones a todas horas, obligando a que la expedición realizara enormes marchas, tanto de noche como de día.
Sin embargo, nadie se explica, a pesar de las instrucciones recibidas por la Junta de los 36, de no entrar en Mataró, donde se reunía la nobleza huida de la ciudad cuando se promulgo la Guerra a
Ultranza, que Nebot no lo hiciera y lograra 60000 cuarteras de trigo que Populi tenía guardados. El granero de Pópuli le llamaban a los almacenes de Mataró. Esas instrucciones secretas impidieron hacerse con todas las provisiones, y por descontado, dado que se encontraban acompañados por migueletes y vecinos de la ciudad, dar un escarmiento a los nobles botifles que se escondían tras sus murallas. Pero Nebot cumplió con el requerimiento de la Junta de los 36, y lo único que sucedió, fue que un capitán, con treinta caballos, penetró en la riera y causó un gran susto, pero no pasó de eso.
Acorralados por Bracamonte, perdida Hostalrich (al cabo de pocos días caería Castell Ciutat), y cansados de las interminables marchas hostigados por el general castellano, se reúnen, en un momento de respiro en Caldes, y en consejo, deciden que ya no tenía sentido el jugar al gato y al ratón.
En primer lugar, intentando preservar la vida del anciano Antoni de Berenguer, deciden que Sebastián Dalmau consiga una embarcación en Alella, y así lo hizo. Si en una primera instancia solo debía embarcarse el Diputado Militar, parece ser que el general Nebot convence al anciano varón que sean todos los nobles y oficiales mayores quienes lo hagan, acompañándole todos a Barcelona. Naturalmente Sebastián Dalmau se opuso, no deseaba dejar a los hombres de su regimiento de la Fe sin mando, desperdigados por los montes con tanto gabacho y castellano detrás de ellos. Sebastián tuvo que morderse la lengua y obedecer la orden del Diputado.
Aunque esa acción de embarcarse no parezca grave, lo cierto es que 5000 combatientes quedaban sin mando. Fueron dos capitanes al puerto de Alella para decirle al Diputado que no entendían cómo es que se embarcaban todos los mandos, y les dejaban sin dirección.
Lo cierto es que no hicieron caso, ni a esos dos capitanes ni a Sebastián Dalmau. Se embarcaron y la catástrofe fue mayúscula, pues pese a los intentos de Villarroel de romper el cerco para que los voluntarios entraran en la ciudad, resulto una desbandada de proporciones mayúsculas.
La tragedia fue triple. Por un lado, no consiguieron uno de sus principales objetivos, que era entrar en la fortaleza de Hostalrich. Impensable fue la entrega de Castell Ciutat por el general Moragas, algo que creo nadie esperaba. Lo mismo sucedió con la absurda orden de no penetrar en Mataró, y como colofón final, dejar desperdigado tanto voluntario como se les había unido. Naturalmente los voluntarios, salvo algunos migueletes que sí lograron romper el cerco con la ayuda de la Coronela comandada por Villarroel, todo acabó en un fracaso memorable.
Nebot fue sometido a consejo de guerra, condenado a arresto domiciliario y posteriormente desterrado.

1 comentario:

  1. Hola os dejo un enlace de una Ruta del 1714 para conocer un poco mejor la historia de Cataluña durante ese periodo. Un saludo!!

    ResponderEliminar