GUERRA A ULTRANZA

GUERRA A ULTRANZA

Presentación en el Seminari de Tarragona

Presentación

lunes, 18 de febrero de 2013

El Corvo

Enrich Domenech es conocido como El Corvo. El Corvo es un miguelete que después de que el Virrey Guido abandonara Barcelona, se refugió en Sarriá con más de cuatrocientos combatientes, todos ellos, un atajo de gentuza impresentable que deambulan por las callejas de la ciudad con antorchas y candelas, esgrimiendo sus pedernales y filosas, creando alborotos, disturbios, y ajusticiando a los paisanos que hablan en voz alta en contra de la Guerra a Ultranza. 

Uno de tantos cabecillas de los que se ocupó el Conseller Flix. 

El Corvo es hombre de semblante serio que viste tricornio negro de copa baja. Camisa oscura de manga ancha bajo el coleto que cruza con una cincha de cuero de donde pende su estoque.  Los calzones los sujeta con un cinturón rematado en una enorme hebilla de bronce, y de su cintura asoma el mango de un cuchillo de hoja corva, de ahí su mote. Remata su tétrica indumentaria con botas de media caña y un guante que cubre su mano zurda, ocultando la falta de tres dedos. Le gusta rematar a sus víctimas clavándoles un largo clavo en el cráneo, una vez los ha degollado con su cuchillo de hoja corva. 

Ahora ya no es un combatiente, ha cambiado los campos de batalla y las emboscadas por algo menos peligroso, bueno, es lo que él opina, pues trabaja a las órdenes de importantes mercaderes de la ciudad, y su misión es, junto con el Borni, su compadre de risa de hiena, cumplir todos los encargos de los negociantes. Pero a alguien no le acaba de gustarle cómo actúa, y se ha convertido en su principal objetivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario